10 razones para estudiar Podología

Es muy común la situación: estás estudiando el bachillerato y alguien te plantea que quieres estudiar luego. Es una decisión transcendental que marcará el resto de tu vida. En este artículo te queremos dar 10 razones por las que estudiar Podología. Por supuesto, esta lista está elaborada con las ventajas de la Podología respecto a otros estudios, pero en ningún caso queremos minusvalorar el trabajo que realizan otros profesionales sanitarios, ya que su trabajo es también esencial para la sociedad. Cada futuro estudiante universitario debe valorar los pros y los contras de estudiar cada carrera y formarse una opinión al respecto.

  1. Estarás ayudando a personas con sus problemas de salud. Lo más importante de todo es que la Podología ayuda a personas a encontrarse mejor, algo muy gratificante.
  2. Todavía no es una profesión masificada. La Podología, como cualquier otro trabajo, tiene una cierta oferta y una cierta demanda. A diferencia de, por ejemplo, la odontología, dónde el número de profesionales ya ha colapsado las necesidades reales del mercado, los podólogos todavía tienen territorios vírgenes dónde poder establecerse.
  3. No necesitarás dominar idiomas extranjeros, ni matemáticas complejas, ni muchas de esas asignaturas que tanto te agobian en el bachillerato. Afortunadamente en Podología tenemos muy buenos profesionales en España que ofrecen cursos y conferencias en castellano, las matemáticas son muy básicas, salvo si te quieres meter en investigación en biomecánica y tampoco es necesario dominar el lenguaje o la expresión escrita como en carreras de letras. Eso sí, necesitarás habilidad manual y capacidad de deducción para el diagnóstico.
  4. Podrás montarte una clínica con (relativamente) poco dinero. El mayor problema para establecerse tras terminar una carrera médica es la inversión inicial que hay que realizar para montar la clínica. Como podólogo puedes empezar con muy poco dinero, alquilando un local pequeño y con una inversión mínima en instalaciones, que puedes ir ampliando conforme vayas teniendo más clientes y, por tanto, capacidad económica.
  5. Un podólogo es un profesional muy bien remunerado. Los inicios siempre son duros, más cuando tienes que realizar una inversión para equipar una clínica, pero el cabo de unos años, no demasiados, todos los podólogos son profesionales muy bien retribuidos.
  6. La carrera de Podología te exigirá estar formándote continuamente. Esto, lejos de ser una desventaja, evitará el anquilosamiento que sufren algunas otras profesiones que a la larga provocan desmotivación y falta de ganas por continuar haciendo eternamente lo mismo.
  7. Podología tiene una gran diversidad laboral. Una vez termines la carrera, podrás especializarte mediante postgrados o cursos específicos en multitud de especialidades dónde cada una es completamente diferente a la otra: Cirugía, Clínica, Pie Diabético, Ortoprotésica, Deportiva, Rehabilitación, Pie Infantil, etc.
  8. Terminarás antes que si estudias Medicina. Respecto a la carrera de Medicina, la mayor ventaja es la duración de los estudios, así como la dificultad de estos. En 4 años podrás tener tu clínica funcionando, algo imposible para un Médico.
  9. Podrás operar. Respecto a otras ciencias de la salud, la Podología tiene unas características muy interesantes, ya que, entre otras técnicas, podrás realizar operaciones, algo que no hará un logopeda, un farmacéutico o un profesional de la terapia ocupacional.
  10. Un podólogo es un profesional muy valorado socialmente. Es casi un corolario de otras de estas razones, pero la verdad es que socialmente se aprecia el trabajo del podólogo, lo cual es siempre un gran estímulo para mejorar y seguir avanzando.

¿Cuales son tus razones para estudiar Podología?

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*

40 Trackbacks