¡Que viene Hacienda!

Ayer leyendo el periódico me sobresaltó una noticia que para muchos otros que la hayan podido leer superficialmente, sin pararse a profundizar, seguramente les parecerá graciosa. Y es que dicha noticia responde a la pregunta: “¿En qué se parecen el Gran Wyoming y Federico Giménez Losantos?”. La respuestas es: “en que a ambos les persigue Hacienda”.

La razón por la que traigo esto a colación en el blog de PodoRed no es otra que la lectura de la letra pequeña de la noticia. ¿Por qué les ha encausado Hacienda? La razón, tal y como se puede leer en la misma noticia es que la Agencia Tributaria está realizando una campaña “para evitar que asalariados -aunque sea con altos ingresos- tributen como si fueran personas jurídicas y no físicas“. Es decir, se trata de una campaña para pillar a todos aquellos que utilizan una empresa para facturar el trabajo que realizan a través del impuesto de sociedades en vez de cotizar como ingreso de IRPF (como autónomo). El tipo impositivo de una sociedad es del 25% mientras que para un autónomo existen los conocidos “tramos de IRPF” que pueden llegar al 43%.

Sin entrar en el debate acerca de la injusticia que puede suponer que las empresas paguen un tipo de interés mucho menor que los particulares, es preciso estar alerta de esta nueva campaña de la Agencia Tributaria, ya que algunos (no muchos) podólogos utilizan esta técnica para pagar menos impuestos. Dicha técnica hasta hace nada la aconsejaban muchas gestorias y, hasta dónde se sepa, jamás Hacienda había practicado ninguna “redada” de estas características contra los profesionales que utilizaban empresas para facturar.

Creo que la idea clave en todo este asunto es la unipersonalidad de la sociedad y el porcentaje de ingresos que la sociedad destina a salarios y al engrose de las reservas voluntarias. Es decir, si te encuentras en la situación de que eres único propietario de una sociedad en la que solo tú trabajas y por ello cobras un salario y el resto de los beneficios lo dejas dentro de la sociedad (para una futura contingencia: vacaciones, retiro, etc). Bajo mi punto de vista, Hacienda solo va buscando liquidar las sociedades instrumentales por lo que no debería ser motivo de preocupación si eres partícipe en una sociedad legítima.

En cualquier caso, si te queda alguna duda, lo mejor sería consultar con tu gestoria. Piensa que Hacienda tiene bastante fácil cruzar datos y conseguir información de este tipo. Además, es siempre mejor acudir voluntariamente a regularizar la situación que esperar a una inspección.

1 Comment

 Add your comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*